Inicio

Factores de riesgo en el embarazo


Gracias a la investigación científica sabemos que ciertas sustancias o circunstancias pueden producir alteraciones del desarrollo embrionario, dando lugar a defectos congénitos en el futuro bebé.

Los agentes que pueden alterar el desarrollo del embrión y feto se consideran factores de riesgo. Pero entender el significado del concepto “riesgo” no es sencillo. De hecho, resulta relativamente frecuente que algunas personas juzguen como una exageración el considerar sustancias o circunstancias adversas para el bebé.
Incluso tratan de documentar la exageración con comentarios (que son muy dañinos) como: “Yo conozco a una mujer que, con 42 años, ha tenido un chico sano y hermoso” o “Una amiga tuvo rubéola durante el embarazo y tuvo un hijo sano”.

La edad materna avanzada y la rubéola sufrida durante la gestación son importantes factores de riesgo, lo que no quiere decir que todas las mujeres maduras o que padezcan rubéola durante el embarazo vayan a tener un bebé con alteraciones.

LEER  Preparación del parto - Teoría y práctica

Ningún agente, por adverso que sea, provoca defectos congénitos en todos los hijos de todas las mujeres expuestas a él.
Lo que queremos decir al hablar de factor de riesgo es que, entre las embarazadas que están en contacto con alguno de esos factores, va a haber una mayor proporción (que es diferente para cada factor) de niños con defectos congénitos que entre el grupo de mujeres que no estuvieron en contacto con esos agentes.

Estadísticas
Por ejemplo, según algunas estadísticas, la frecuencia de niños con síndrome de Down entre las madres de menos de 35 años es de 0,72 por cada mil chicos nacidos, mientras que entre las mujeres de más de 35 años es de 7,54 por mil. Es decir, que éstas tienen diez veces más riesgo de tener chicos con síndrome de Down que las más jóvenes.

LEER  Antibióticos para la fertilidad

Cuando decimos que la edad materna es un factor de riesgo, no estamos asegurando que todas las mujeres de más de 35 años vayan a tener niños con síndrome de Down. Lo mismo ocurre con las infecciones durante el embarazo, con el alcohol, con el tabaco, el contacto con los animales… El problema es que no podemos saber a quién va a afectar un determinado agente y a quién no.

Fecha de publicación 2008-07-27 20:45:00.

Actualizado el 31-08-2017 10:18:02
Por Neipol
Categoría: Embarazo, infecciones

Deja un comentario