Inicio

Diabetes gestacional, consejos y prevencion


Algunas embarazadas se llevan una desagradable sorpresa cuando visitan al ginecólogo: sus análisis denuncian que tienen un exceso de glucosa. Que tienen diabetes. Esto sucede entre el uno y el dos por ciento de las futuras madres. Los médicos llaman a este trastorno, que surge y desaparece con el embarazo, diabetes gestacional.

Esta enfermedad es una alteración del metabolismo de los carbohidratos, originada por un déficit parcial o total de insulina, una hormona que introduce la glucosa de la sangre en las células. Allí se utiliza como fuente de energía.
Evidentemente, esto cambia el desarrollo del embarazo. El exceso de glucosa en la sangre es un peligro para el futuro bebé y es necesario realizar un control exhaustivo. Los riesgos de no hacerlo son graves porque la diabetes puede llegar en algunos casos a producir varias malformaciones congénitas: trastornos renales, cardiopatías, espina bífida, hidrocefalia…

Dieta adecuada
La futura mamá con diabetes gestacional debe ser controlada durante todo el embarazo por un endocrinólogo. En algunos casos, el especialista le aconsejará
seguir una dieta estricta para controlar su exceso de glucosa. A veces le prescribirá inyecciones de insulina (las pastillas están contraindicadas porque tienen efectos teratógenos, es decir, pueden producir graves daños en el feto). La alimentación desempeña un papel importante en el control de la enfermedad; las embarazadas que deben recurrir a la insulina, tendrán que procurar que sus menúes sean muy variados, con mucha fruta y ricos en alimentos con abundante fibra. Además, deben evitar los platos con grasas saturadas y colesterol, y olvidarse de los productos que contengan azúcar o miel y de las bebidas gaseosas y el alcohol.
Pero no basta con seguir una dieta adecuada, también conviene ser ordenada con los horarios de las comidas y hacer seis al día: tres importantes y tres pequeñas. Estas se reparten de la siguiente manera: una a media mañana, otra a media tarde, y la última poco antes de acostarse.

LEER  Después del parto crecen los pies?

Un pequeño esfuerzo en la dieta ayudará a que la enfermedad no influya en el desarrollo del feto.
Enterarse de que padece diabetes suele ser desolador para el enfermo. Sin embargo, cuando se trata de una diabetes gestacional y el médico advierte que desaparecerá después del parto, el diagnóstico es bien recibido por la futura mamá. Las mujeres con este problema se cuidan mucho, siguen las indicaciones del especialista y del ginecólogo al pie de la letra, y el bebé no tiene ninguna secuela.
Pero, por lo general, la postura de la mujer que padece diabetes gestacional cambia radicalmente después del nacimiento del niño; la mayoría de las embarazadas que vigilaron su diabetes con absoluto rigor mientras el pequeño crecía en su útero, no se someten a ningún control después del parto. No obstante, es fundamental volver al endocrinólogo para prevenir la aparición de este trastorno en futuros embarazos.

LEER  Hipertension en el embarazo

Prevención
Además, estas mujeres deben procurar tener una dieta adecuada, evitar por todos los medios los kilos de más y hacerse un análisis de vez en cuando. Hay una segunda razón de peso para no olvidarse nunca de esta alteración pasajera: entre el 20 y el 30 por ciento de las mujeres que la han padecido, pueden ser diabéticas con el paso de los años.

Hay algunos hechos que hacen sospechar que aparecerá diabetes en el embarazo; tener un antecedente familiar diabético, haber sufrido abortos, haber dado a luz bebés muy grandes, que se hayan producido alteraciones del líquido amniótico en un embarazo anterior y ser obesa. En todos estos casos lo más indicado es hacer una curva de glucemia antes de la concepción para descartar un trastorno previo.

En medicina, nunca está de más repetirlo, lo importante es prevenir. Si se vigila que no hay la más mínima señal de diabetes antes del embarazo, y se siguen las indicaciones del ginecólogo y endocrinólogo en caso de padecer esta enfermedad durante la gestación, nada hay que temer.

Fecha de publicación 2009-06-02 21:54:00.

Actualizado el 10-09-2017 14:51:30
Por Neipol
Categoría: diabetes, Embarazo

Deja un comentario