Inicio

Mamás en forma física


El ejercicio físico es muy recomendable par embarazadas, pero debe ser el ginecólogo el que, en cada caso, autorice la práctica de una u otra actividad.
El ejercicio estimula la circulación y la oxigenación del feto; favorece la estabilización hormonal, ayuda a eliminar toxinas, evita la hipertensión, previene la descalcificación ósea y eleva el tono de los músculos abdominales.

En general, si la mujer hacía deporte antes del embarazo, no hay inconveniente para que lo siga practicando, salvo que se trate de alguno de los riesgosos: equitación, artes marciales, atletismo, gimnasia con aparatos, esquí (de nieve y acuático), remo, aerobic, básquet, tenis, paddle… y todos los que exijan un esfuerzo demasiado violento.

LEER  Qué hacer en el gimnasio

Los ejercicios más adecuados para la mujer durante la gestación son caminar a paso ligero, sin cansarse y, de modo muy especial, la natación. Ambos pueden practicarse durante los nueve meses y resultan muy beneficiosos.

El primero mejora la circulación y previene las várices y la flebitis; y el segundo ejercita la musculatura del abdomen, los brazos y las piernas. Si el médico no opina lo contrario, también se puede correr suavemente o hacer ciclismo de paseo, pero sólo durante los primeros meses.

Fecha de publicación 2008-10-06 11:02:00.

Actualizado el 20-10-2017 15:23:09
Por Neipol

Deja un comentario