Inicio

El poder de la mente


Existen una serie de ejercicios para solucionar algunos problemas. Por ejemplo, si no puedes dormir y te sientes ansioso debes tumbarte en un lugar cómodo e imaginar una situación que te resulte idílica. Para cada uno será diferente, desde una playa paradisíaca, a un pueblecito de montaña o un bosque frondoso.

Piensa que paseas por él mientras recuerdas una música relajante. Poco a poco te irás quedando dormido. Para aliviar el dolor de garganta has de visualizarla como si estuviese agrietada, como las paredes de una casa después de un terremoto. Ahora debes hacer de albañil y repararlas con una cal que tiene el sabor de la leche. Una enlucida, píntala para que la obra quede perfecta.

LEER  Cómo superar el miedo

El verde es un buen color. En caso de que te invada ese cansancio que no te deja trabajar, imagínate tumbado, desnudo, en una playa. Siente el sol calentándote. Gracias a la brisa no te quemas. Tómalo con calma, cuando tengas mucho calor, métete en el agua. Date un baño relajante. Si lo haces antes de dormir, verás como descansas más intensamente y recuperas fuerzas para el día siguiente.

De todas formas, debes repetir cada visuallzación hasta que notes que el resultado se mantiene. Combínalo con la musicoterapia, escogiendo una melodía agradable y relajante. Coloca flores secas en la habitación, el aroma llenará la estancia resultando más efectivo.

LEER  Alzheimer y Demencia Senil

Fecha de publicación 2008-09-04 19:33:00.

Actualizado el 28-10-2017 18:48:43
Por Neipol

Deja un comentario