Inicio

El bienestar que produce el ejercicio


Parece ser que el ejercicio físico proporciona un mayor bienestar a la persona que lo practica, ésta sería la razón por la cual numerosas personas deciden iniciar y mantener un programa de ejercicio.

Como hemos visto, ayuda a deshacerse del estrés y la ansiedad, pero no sólo eso. sino que también hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, mejorando nuestra autoestima y nuestra imagen corporal.

Pues bien, ahora que ya deberíamos estar motivados lo único que nos queda por hacer es negarnos al sedentarismo. Si de entrada nos cuesta mucho, lo más adecuado es que empecemos por alguna actividad que se adapte a nuestro estilo de vida.

Recuerda que la mejor actividad física es aquella que podemos incorporar a nuestra vida diaria y convertirla en un hábito. Actualmente parece ser que iniciar un programa de actividad física es bastante fácil, sin embargo el problema está en mantener este programa.

LEER  El Sida - Formas de contagiarse

Ahí van una serie de buenos consejos que te ayudarán a conseguirlo:

■ Si escoges un centro deportivo, que esté cerca de tu trabajo o de casa, en el que te sientas cómodo. Pruébalo primero y empieza por alguna actividad adecuada para ti. Comenta con tu médico el tipo de actividad que tienes previsto hacer y hazte un chequeo antes de iniciarlo.

■ Márcate unos objetivos realistas a corto plazo.
Si no lo haces, es fácil que te canses y pierdas la motivación. Empieza por pequeños pasos y sin darte cuenta verás que en unas semanas tu grado de actividad va aumentando progresivamente.

■ Establece también unos objetivos razonables a largo plazo, si sueñas con imposibles la frustración se apoderará de ti.

LEER  Ejercicios para personas mayores

■ Realiza el ejercicio adecuadamente, de esta forma evitarás molestias y lesiones desagradables y absolutamente innecesarias. Haz un poco
de calentamiento antes de realizar el ejercicio.

■ Combina los ejercicios aeróbicos (los que exigen un gasto de aire como caminar, correr…) con los de resistencia (máquinas, pesas…).

■ Planifica por adelantado.
Establece un plan de los ejercicios para realizar en las próximas semanas y síguelo.

■ Si te apetece, comparte la actividad con un compañero o grupo, el día en que a ti te falten ganas, ellos serán tu motor.

■ No lo dejes. Ya que has llegado hasta aquí, vale la pena continuar.

Fecha de publicación 2015-08-10 13:04:36.

Actualizado el 27-08-2017 03:23:15
Por Neipol
Categoría: autoestima, Ejercicios

Deja un comentario