Inicio

Ejercicios respiratorios contra la angustia y depresión



En la mayoría de las personas, el estrés o la angustia provoca agitación, que se agrava si se respira con el pecho en vez de hacerlo con el diafragma. Las claves de la relajación son: la espiración – inspiración regular y profunda, y la concentración en el proceso respiratorio.
Si se respira conscientemente, enseguida se nota un efecto positivo y relajante: tres respiraciones profundas suelen ser suficientes para advertir los primeros síntomas de alivio frente al estrés.
Los ejercicios respiratorios suponen una ayuda rápida y eficaz contra el estrés, porque interrumpen la reacción natural del organismo ante los problemas.

1. Como norma general, en los ejercicios de relajación la inspiración se realiza a fondo por la nariz y por la boca, ligeramente entreabierta. Los pelos de la nariz limpian el aire inspirado, al tiempo que éste se calienta y humedece de forma que los pulmones lo pueden tolerar mejor.

LEER  Qué ejercicios hacer para cada músculo

2. Respirar con intensidad no significa, como generalmente se cree, acelerar la respiración o inspirar y espirar el aire lo más rápido posible. Esto puede provocar muy fácilmente la llamada respiración jadeante (hiperventilación), capaz de romper el equilibrio entre el contenido de ácidos y bases del cuerpo y producir mareos, hormigueos en manos o pies, contracciones musculares e incluso rigidez. Para evitarlo la espiración se debe realizar con lentitud, pues debe durar el doble de tiempo que la inspiración.

3. Después de cada espiración sigue una pausa natural, porque todos los músculos de la respiración están ahora relajados y en posición de reposo. Sólo cuando el centro respiratorio del cerebro da la orden de inspirar aire, recobran su actividad normal. De ahí lo importante que es respetar esta pausa en todos los ejercicios repiratorios y esperar hasta que el propio cuerpo exija volver a inspirar. Así se consigue el relajamiento óptimo de los músculos respiratorios.

LEER  Peligros de la depresión

4. Si los ejercicios respiratorios se realizan en una habitación, se debe ventilar bien antes, porque el aire viciado y cargado no tiene valor energizante.

5. Se debe vestir ropa cómoda y holgada.

6. Se debe procurar que nadie moleste.

Fecha de publicación 2009-12-04 12:31:00.

Actualizado el 17-10-2017 23:46:41
Por Neipol

Deja un comentario