Inicio

Cómo eliminar el dolor cervical


Varias veces al día, sobre todo si trabaja ante un escritorio. Sólo con unos ejercicios específicos de stretching evitará el dolor cervical.

Horas y horas transcurridas ante el escritorio, con la cabeza inclinada hacia delante y los músculos de los hombros y el cuello contraídos de forma antinatural, son la primera causa de los dolores de cervicales.

Pero también permanecer mucho tiempo sentado en el coche, una vida sedentaria, practicar o haber practicado deportes traumáticos como boxeo, fútbol americano o rugby, son otras posibles causas de uno de los trastornos más difundidos de nuestro tiempo.

El punto neurálgico es la zona posterior del cuello, compuesta por siete vértebras, que en condiciones fisiológicas normales deberían presentar una curvatura de concavidad posterior y garantizar así la alineación de la cabeza con respecto a los hombros.

Por esta zona pasan todas las vías nerviosas que regulan las acciones de nuestro organismo y del aparato locomotor: por este motivo, si la curvatura fisiológica no se respeta, no sólo empieza a hacer aguas el cuello, sino que además aparece toda una serie de molestos trastornos (indicados en el recuadro).

LEER  La pancita en los hombre de más de 40

Por consiguiente, par personas «de riesgo» es aconsejable utilizar sillas ergonómicas (que ayudan a mantener una correcta postura), colocar la pantalla del ordenador de frente y no de lado, levantarse de la silla con la mayor frecuencia posible para desentumecer las piernas y efectuar unos sencillos movimientos de estiramiento muscular.

Con este fin, presentamos tres ejercicios perfectamente factibles para repetir a diario, útiles para prevenir o aliviar los dolores cervicales, estimulando al mismo tiempo la musculatura paravertebral y del trapecio, a fin de mantener la correcta curvatura fisiológica y ejercer una beneficiosa descompresión de las vértebras.

Pero antes, asuma la posición de partida: apoye la pelvis, la espalda y la cabeza en una pared, con los pies ligeramente separados de la misma, las piernas algo dobladas y los brazos relajados a lo largo del cuerpo. Ahora efectúe la «retracción de la barbilla», es decir, lleve la barbilla hacia atrás como para acentuar la papada, aunque sin bajar la mirada, que siempre debe dirigirse hacia delante.

LEER  Ejercicios para la cola y piernas

Ahora pase a los tres movimientos sucesivos:

1. Realizar el autoalargamiento de la columna, es decir, tratar de alargar el cuello hacia arriba como para separar la cabeza del resto del cuerpo. Procurar no contraer la musculatura de los hombros.
El movimiento derivado es prácticamente imperceptible, aunque importante para estimular la musculatura paravertebral. Mantener la contracción durante unos 8 segundos, alternada con 5 segundos de relajación. Efectuar 8 ó 10 repeticiones.

2. Manteniendo el contacto de la cabeza con la pared, realizar lentamente unas flexiones laterales de la cabeza, con la mirada siempre dirigida hacia delante. Repetir 10 veces por cada lado.

3. Siempre con la cabeza apoyada, girar lentamente la cabeza y la mirada de lado, forzando sin superar la posición de «fin de carrera». También en este caso, diez repeticiones por lado.

Fecha de publicación 2008-09-22 09:13:00.

   
Tags: como curar las cervicales
Actualizado el 16-09-2017 13:31:35
Por Neipol

Deja un comentario