Inicio

Relajarse: un sano ejercicio


La técnica de relajación muscular, es fundamental para distender situaciones conflictivas, así como para enfrentar situaciones críticas a este mismo nivel.

Por eso, es esencial practicar la relajación antes y después de esa situación que tanto te enfurece (puedes intuir un problema o bien saber que vas a enfrentar algo muy duro).

Los pasos para esta dinámica son los siguientes:

· Siéntate tranquilamente en una posición cómoda y cierra los ojos.

· Es importante que elijas un lugar silencioso, donde puedas sentirte tranquilo, y a su vez que te agrade para que el resultado sea óptimo.

· Relaja lentamente todos tus músculos de tu cuerpo, comenzando por los dedos de los pies y yendo luego hacia arriba, por el resto de tu cuerpo, hasta llegar finalmente, al cuello y a la cabeza.

LEER  Como llegar a Dios de la mano de un Angel

· Una vez que hayas logrado relajar todos tus músculos, no importa cuanto tiempo te lleve ya que se trata de tu momento del día, imagina que estás en un lugar mágico, un lugar con el que siempre has soñado, donde reine la paz, y donde estés solo. Por supuesto, imagínate totalmente relajado y sin problemas en este espacio.

· Intenta verte a ti mismo en este sitio muy claramente y ve como sonríes y estás satisfecho.

Practica este ejercicio tan frecuentemente como puedas y como lo necesites, al menos una vez a la semana durante por lo menos diez minutos.

LEER  Zumbidos y ruidos en el oído

Con el correr del tiempo, automatizarás el proceso y conseguirás relajarte en unos pocos segundos.

Fecha de publicación 2008-07-20 19:49:00.

Actualizado el 18-08-2017 04:28:11
Por Neipol

Deja un comentario