Inicio

¿Porqué hay que dormir? Etapas del sueño


Al dormir la actividad cerebral está al mismo nivel que cuándo estamos despiertos. Lo único que cambia son las percepciones sensoriales del sueño. El cuerpo continúa su actividad, pero de diferentes maneras: se esfuerza por recuperarse de todas las actividades y tareas realizadas durante todo el día, lo que garantiza su mantenimiento y preparación para el día siguiente.

No podemos privar al cuerpo de esta actividad de recuperación, conservación y preparación, sin que sufriera nuestra salud.

porque-dormimosEtapas del sueño

Dormimos en ciclos de 90 a 120 minutos. Una noche de descanso está compuesta por entre 3 y 6 ciclos, y cada uno de ellos tiene 5 fases:

1- El sueño lento ligero: Los signos vitales son lentos y se vuelven regulares. La actividad muscular es prácticamente imperceptible. Todavía oímos ruidos externos, pero no nos despertamos. Duración: 10 minutos.

2- El entumecimiento: En el momento en que se duerme duerme, el cerebro segrega hormonas que causan somnolencia, bostezos y es el momento de quedarse dormido más fácil. Como nos va invadiendo el sueño, los músculos se relajan, baja nuestro estado de alerta, se nos reduce el pulso y la respiración se ralentiza. Duración: 3-12 minutos.

3- El sueño paradójico: La actividad eléctrica de los ojos y las ganancias del cerebro aumentan en intensidad. La mente está despierta, pero no percibe el medio ambiente. El pulso y la respiración son irregulares. El consumo de aire y la glucosa es tan alto como cuando estamos despiertos.

4- Sueño ligero: Ya nos hemos quedado dormidos, pero pueden aún haber pequeños estímulos externs (ruidos o contacto físico) con el cuál nos podemos despertar facilmente. Duración: 10 a 20 minutos.

LEER  Dormir bien (8 horas) reduce los suicidios drasticamente

5- El sueño lento profundo: Ocupa la mayor parte de nuestro descanso. Los descensos de temperatura y los signos vitales son completamente regulares. El cuerpo y el cerebro están en reposo. Duración: 15 a 20 minutos.

El ritmo de las ondas eléctricas del cerebro durante el sueño REM es similar a cuando estamos despiertos. Aunque el cuerpo es inerte y la persona dormida, el cerebro está muy activo. Por este motivo esta etapa se le llama sueño paradójico. Ocupa el 20 % del primer ciclo, y a medida que avanza la noche, se hace cada vez más largo. Tiene una duración de entre 15 y 20 minutos es equivalente a 25 % de nuestro descanso total.

¿Por qué hay que dormir?

El sueño puede estimular el sistema inmunológico, la gestión de la energía potencial, el crecimiento, la regulación de la temperatura, la presión arterial, la reducción del estrés, la tensión, la conservación de la memoria, el aprendizaje, la producción de hormonas y la división celular.

En concreto, el sueño (tanto el sueño ligero como el sueño profundo) permite que el cuerpo pueda recargar su energía para el día siguiente y recuperarse físicamente, y hace que los órganos y tejidos dañados por los esfuerzos del día se puedan regenerar. Durante la fase de sueño profundo se produce la división celular lenta y la producción de la hormona del crecimiento, lo que hace que los niños se conviertan en adultos.

El sueño paradójico es la hora de la noche consagrada a los sueños. Le permite recuperarse del estrés, ordenar los recuerdos del día, registrar la información y olvida lo que pueda ser inútil retener.

LEER  Consecuencias de dormir poco

Aunque durante el sueño paradójico hay una gran actividad cerebral acompañado de un gran consumo de energía, este tipo de sueño es esencial para la mente. De hecho, a diferencia del sueño ligero, lo cual es refrescante desde el punto de vista físico, es sueño paradójico desde un punto de vista mental.

Síntomas de la falta de sueño
Decir que una noche de descanso tiene que durar un cierto número de horas y sea válido para todo el mundo es una tontería. Cuando las noches son demasiado cortas, aparecerán una serie de síntomas:

Necesidad de exitantes. Cuanto más tiempo estamos despiertos, se acumula más adenosinaque es la hormona de la fatiga. Este neurotransmisor se une a los receptores en el sistema nervioso y nos advierte que tenemos que descansar. Los estimulantes como el café no eliminan la fatiga, lo que hacen es “esconderla”, evitar que los receptores de adenosina se fijen. En el estado de vigilia se reforzará temporalmente, pero eso no disminuye la necesidad de dormir.

Ojeras. Aumenta la cantidad de sangre en el área de los ojos donde la piel es extremadamente fina, produciendo un color oscuro. La transparencia de la piel depende de cada persona, lo cual es por qué algunas personas las ojeras son más evidentes que otras.

Bostezos. Proporciona una sensación de bienestar a corto plazo, a pesar de la fatiga.

Fecha de publicación 2014-07-16 16:31:36.

Actualizado el 16-08-2017 13:13:05
Por Neipol
Categoría: dormir

Deja un comentario