Inicio

Cómo combatir el insomnio


En una escala de tormentos, lo único que puede llegar a superar el hecho de haber girado toda la noche en la cama sin poder dormir, es lo cansado que te sientes el día siguiente. Y no es necesario acotar, la baja productividad que presentas ese día en tu jornada laboral. Pero además, otros aspectos de tu vida diaria se ven afectados, desde tu peso, a tu actividad sexual, desde tu vida familiar hasta la relación con tus compañeros.

En estos casos sólo quieres desmayarte y quedar con la mente en blanco durante las próximas ocho horas, pero tu cabeza se empecina en dar vueltas a mil revoluciones por minuto sin que puedas apagar el maldito despertador! Entonces, todas esas cuestiones que no pudiste solucionar durante el día, aparecen justo cuando deseas dormir. Y por supuesto: contribuyen para mantenerte despierto!

LEER  El poder de la siesta

En este caso te aconsejamos que antes de irte a la cama, llames a tu oficina y dejes un mensaje en tu contestador con una lista de cosas que debes realizar al día siguiente. Esto te ayudará a aclarar tu mente y mantenerla fresca para resolver bien tus preocupaciones. También puedes alejar tu atención de pensamientos molestos, cerrando los ojos y contando lentamente desde cien hasta cero, y visualizando cada uno de los números.

Otro caso que causa el insomnio, es la alta temperatura. En el verano generalmente, tendrás más noches en vela que en el invierno. Esto es debido a que existe una estrecha conexión entre el calor y el insomnio. La temperatura del cuerpo comienza a bajar por la noche, lo que le indica a tu cerebro que es momento de dormir. Y si en ese momento en tu dormitorio es insoportable el calor, tu cuerpo no alcanzará la temperatura que necesita para hacerlo.

LEER  Pesadillas o terror al dormir?

Por todo ésto en esta clase de situaciones, debes conseguir un termómetro ambiental y medir la temperatura de la habitación. La temperatura ideal para que concilies el sueño es de 25 grados o menos. Si la temperatura es mayor a la mencionada, lo único que podría ayudar es el aire acondicionado o un ventilador muy potente. Otra alternativa es que tomes un baño caliente antes de acostarte. Puede parecer contradictorio, pero lo cierto es que cuando salgas del agua, tu temperatura corporal disminuirá rápidamente. Si no tienes tiempo para un baño de inmersión, ponte unas medias calientes. Estas ayudarán a que las venas de tus pies se dilaten y el calor del resto del cuerpo vaya para tus pies.

Fecha de publicación 2008-05-21 21:57:00.

Actualizado el 04-11-2017 12:46:40
Por Neipol
Categoría: dormir, insomnio

Deja un comentario