Inicio

Cómo ser feliz? Buscando la felicidad


La búsqueda de la felicidad ha ido una constante a lo largo de la historia de la humanidad.

buscar la felicidadEl anhelo del equilibrio a través de la vida sencilla no es un problema reciente. Podemos estudiar las antigua civilizaciones y en todas ellas descubriremos esfuerzos por encontrar respuestas.

El dinero, el consumo, las prisas, la dura competencia, el trabajo, los bienes acumulados, son todos sinónimo de éxito en nuestra sociedad.

Las prisas por llegar primero, por consumir y adquirir la última marca o modelo, ya sea de automóvil, de ropa o de ordenadores; han desembocado en una situación en la que una gran mayoría de personas tiene la sensación de no encontrar salida.

A ésto se le suma la sensación también de fracaso, de pensar que la meta que siempre habíamos soñado no era tal, o si la has alcanzado, la mantienes a base de una dosis diaria de adrenalina, para evitar que te la pisoteen, luchas con el banco, con los compañeros de trabajo, con tus jefes, y demás.

LEER  Cómo actuar cuando un chico hace bullying?

Demasiadas prisas, demasiadas tensiones, menos relaciones humanas, menos tiempo para uno mismo y tus deseos, peor comida, pero ambiente, peores sueños, en fin. El progreso no puede ser esto, se nos ha ido de las manos.

La televisión, la publicidad, la prensa, nos han vendido una imagen que ha conseguido persuadirnos de que no existe otra forma de vida.

A lo mejor hay otra forma de vida. A lo mejor podemos empezar a ser dueños de nuestra existencia sin pegarnos al reloj, romper las cadenas que nos atan como esclavos al trabajo. Acabar nuestra relación enfermiza con el dinero, gastar menos.

Parar el tren de nuestras vidas y acercarnos a placeres más simples y que todos tenemos a nuestro alcance, aunque en principio no seamos concientes de su existencia, respirar hondo, tocar la tierra y fijarnos metas más reales y cercanas.

LEER  El mal humor quita la depresión

En ésto están miles de personas en los países más desarrollados del planeta, reivindicando su derecho a ser tratados como ciudadanos y no como meros consumidores.

Pero, hay que ser conscientes de que la felicidad comienza por sentirse bien con un mismo, asumir tus deseos, no dejarte influir por la sociedad o bien por el esquema preconcebido de la misma.

Está más que visto que cada vez la clase de situaciones que mencionábamos arriba, conllevan a una angustia y depresión general, cada vez más frecuentes en todas las sociedades del mundo.

Si bien no se pueden dar recetas de felicidad, sólo podemos intentar que cada uno descubra en su interior lo que le está fallando, y que poco a poco modifique sus hábitos hacia sus preferencia más reales.

Los objetivos vitales que antes les funcionaban ahora han dejado de motivar personas, provocando angustia y sentimientos de culpa.

Fecha de publicación 2015-06-03 23:59:55.

Actualizado el 15-11-2017 10:42:11
Por Neipol

Deja un comentario