Inicio

Libros Sagrados de la India sobre Ovnis


Si seguimos profundizando en las investigaciones realizadas sobre los ovnis en los últimos diez mil años, nos encontramos con la sorprendente «Siflala»  una colección de escrituras caldeas que datan de nada menos que siete mil años antes de nuestros días. El dato, una vez descifrado, resulta casi  increíble.

Contiene instrucciones exactas para la construcción de lo que llamamos hoy un «platillo volador».
Incluye también informaciones sobre ángulos de  aterrizases bobinas con hilo de cobre, estabilidad en el aire, indicadores de cristal y equilibrio. Se indica además que las superficies de los cristales cambiaban de color durante el vuelo, fenómeno observado por casi todas las personas que han visto ovnis actualmente.
A continuación vamos a poner varios ejemplos de libros sagrados que nos  muestran claramente la Intervención de seres superiores. A veces los vemos intervenir en las vidas de los hombres. Otras, son éstos lo que cuentan cómo los veían en sus carros y fortalezas. Así, en el Ramayana, libro sagrado de Oriente, se encuentra el siguiente pasaje:

“Rama subió en el carro que va a cualquier sitio
a voluntad y se parece a una brillante nube en el cielo.
Bajo el mando de Raghira, el excelente carro se elevó a lo
más alto del espacio, y Rama, desplazándose a su placer,
halló gran deleite”.

En el Mahabharata, la gran epopeya hindú, leemos la siguiente narración:

  “Obedeciendo la voz del espíritu, Narayana convoca a Danaba
el disco destructor .Danaba surgió del cielo con armas como
trompas de elefantes, despidiendo relámpagos espantosos,
capaces de destruir las ciudades enemigas. Y este disco,
resplandeciendo con fuegos destructores que salían por todas
partes, destruyó a los Daltyas a millares”.

LEER  El Papa contactó un extraterrestre durante 20 minutos

Este pasaje del Mahabharata, palabra sánscrita que significa “gran guerra” parece describirnos precisamente eso: una guerra con mayúsculas en la que se emplearon armas muy poco convencionales, cuyo poder destructor puede equipararse al de cualquiera de las peligrosas armas letales que las naciones más importantes del mundo albergan en sus arsenales.
En otro importante libro hindú, el “Drona Parva”, encontrarnos estas interesantes líneas, refiriéndose también a una encarnizada lucha:

  “Lanzó el arma que se echó en remolino contra
la Tierra. Se levantó un viento terrible; la
Naturaleza enloqueció y el Sol giró sobre sí mismo.
Los enemigos caían como briznas de hierba quemada
hervían las aguas de los ríos y los que quisieron salvarse
también murieron sin remedio. Ardían los bosques;
caballos y elefantes corrían desesperados entre el fuego.
Cuando el viento disipó la humareda de los inmensos
incendios, se vieron millares de cuerpos calcinados
por el rayo terrible”.

En el “Bhisma Parva” hallamos el siguiente párrafo.-

  “Es un rayo desconocido-, gigantesco, mensajero de la muerte
que redujo a cenizas a los Vrishnis y a los Andhakas. Los
cadáveres quemados no eran reconocibles. A los muertos
se les caía el cabello y las uñas… Cukra, volando en una
“vimana” de gran poder, lanzó sobre la triple ciudad un
objeto único cargado con la fuerza del Universo. Una
humareda incandescente, parecida a diez mil soles, se elevó
esplendoroso. Cuando la “vimana” descendió del cielo, se
vio como un reluciente bloque de metal posado en el suelo”.

LEER  Cosas que No Sabías para Aprender

El texto anterior, habla de los famosos “vimanas” que, al parecer, no eran otra cosa que naves voladoras que, según los textos, viajaban a la velocidad del rayo. La descripción que el periodista de la época nos hace del aterrizaje de la vimana, “Cuando la vimana descendió del cielo, se vio como un reluciente bloque de metal posado en el suelo” ¿No se parece mucho, a los cientos de relatos sobre los aterrizajes de Ovnis de hoy?

El 25 de julio de 2001 lluvia de color rojo cayó sobre el distrito de Kerala en India, no fue un evento aislado, siguió sucediendo durante los siguientes dos meses, de acuerdo a los investigadores esto se debía a que el viento llevó polvo desde Arabia y caía junto con agua en India, pero Godfrey Louis, un físico de la Universidad Mahatma Ghandi asegura que, después de obtener muestras de la lluvia, se trata de bacterias que llegaron a la tierra por medio de un cometa, es decir, extraterrestres. A partir de esta teoría, un microbiólogo en Sheffield está haciendo pruebas en algunas muestras. Dice que no parece ser polvo, pero tampoco encuentra muestras de ADN, aunque si fueran extraterrestres, no tienen por qué tenerlo.

Fecha de publicación 2014-12-05 17:08:40.

Actualizado el 03-10-2017 18:35:30
Por Neipol
Categoría: curiosidades

Deja un comentario