Inicio

Consejos para el Hogar


Para lavar automóviles:
Sólo con shampoos especiales o un paño o esponja con agua y querosene en la proporción de 15 litros de agua con 2 tazas de té de querosene. Nunca utilizar agua y jabón corriente.

Para clavos oxidados:
Los clavos oxidados se limpian con restos de refresco Cola y un baño de querosene hasta que el óxido empieza a desprenderse. Luego hay que frotarlos con lija y dejarlos secar al sol.

Para mantas, frazadas, almohadas, colchones y prendas de lana:
Jamás este tipo de prendas se deben dejar secar al sol, ya que éste es el peor enemigo de la lana. Sólo se airean o se secan a la sombra.

Par manchas de aceite y grasa de motores:
Se quitan golpeando con una mezcla preparada en 2 partes de éter y una de nafta Súper. Hay que tener cuidado porque es inflamable.

LEER  Cuidados del cabello para evitar la caída del pelo

Para manchas de frutas:
Se deben mojar con hielo y luego golpear con una mezcla preparada en partes iguales con amoníaco caliente y alcohol, más dos cucharadas de agua tibia. Luego se les da sol y se enjuaga.

Para manchas de pintura:
Al agua se tratan inmediatamente con trementina o aguarrás; si es pintura sintética o esmalte, se debe tratar con alcohol industrial en lo posible antes que la pintura esté seca.

Para los vidrios que cubren mesas escritorios u otros muebles:
Se mantienen limpios repasando primero con un papel seco, y luego con jugo de limón. Se seca con papel para dar brillo.
Para el olor a humedad de roperos y placares:
Se quita poniendo en su interior, luego de vaciado, cuatro recipientes con leche hirviendo. Cerrar y deja pasar tres horas y luego airear bien.

LEER  Consejos para cuidar la piel

Para manchas de yerba:
Se sacan frotando con hielo y golpeando con jugo de limón mezclado con una parte de alcohol.

Para mantener la heladera sin olor:
Se debe dejar todo tapado dentro de la misma, y agregar en cada estante tostadas de pan bien quemado (tipo carbón) que se renueva una vez a la semana.

Para que el oro perdure:
Se debe hervir dos minutos con agua destilada y un poquito de jabón de coco rallado. Se enjuaga con agua tibia y se seca con una franela que previamente se calienta con la plancha.

Fecha de publicación 2008-02-06 13:19:00.

Actualizado el 06-12-2017 21:20:24
Por Neipol
Categoría: cuidados

Deja un comentario