Inicio

Errores de la jardinería


Muchas veces tu jardín no se ve como tu quieres o como lo imaginaste antes de plantar. Esto se debe, seguramente, a que hay puntos importantes que no tuviste en cuenta. Por ello, te ofrecemos una lista de estos errores para que nunca los olvides, y tu jardín se vea fantástico.

Regar demasiado o muy poco
Además de proporcionar humedad, el agua ayuda a disolver los nutrientes del suelo para que la planta pueda absorberlos. Sin embargo, el exceso de agua pudre las raíces y la escasez las marchita. Para saber cuándo regarlas, hunde tu dedo mayor en la tierra de la maceta, o si la planta está en la tierra cerca de la misma, aproximadamente 1 cm. Si está seca, apronta la regadera.

LEER  Después del parto crecen los pies?

Elegir una planta inadecuada para el lugar
Antes de comprar una planta, observa dónde la vas a poner, qué condiciones requiere en materia de suelo, vientos, luz, etcétera; y qué altura y ancho tendrá cuando se desarrolle.

Cultivar un jardín demasiado grande
Este también es un grave error. Empieza por un área pequeña y evalúa cuáles son sus probabilidades de ampliarla.

Fertilizar en exceso
En general, se debe fertilizar al plantar y después, una o dos veces durante la época de crecimiento.

Controlar mal las pestes
Lo ideal es prevenir, arrancando yuyos o malezas que protegen insectos.

LEER  Algunas mentiras sobre la caída del cabello

Hay que tener en cuenta además, que el agua adecuada para regar los jardines es, sin duda, el agua de la canilla. El momento ideal para abastecerlos de agua durante el invierno es la mañana. Si la zona pertenece napas de agua dura (con grandes concentraciones de salinidad), es posible que la tierra necesite mayor frecuencia en las fertilizaciones para equilibrar la alcalinidad del terreno.

Fecha de publicación 2011-10-12 07:39:00.

Actualizado el 10-09-2017 21:20:56
Por Neipol
Categoría: crecimiento
Etiquetas: ,

Deja un comentario