Inicio

Prótesis y cirugías estéticas femeninas


Pómulos, mentón, busto, cola, pantorrillas, labios y nariz, son algunas de las zonas que pueden embellecerse con una prótesis y la experiencia de un cirujano plástico.
La finalidad de las prótesis es la de corregir, dar volumen o modelar las distintas partes del cuerpo, ocupando los espacios que requieren ser engrosados, o suplir, rellenando la falta de musculatura o huesos.

En el uso y colocación de las prótesis, es importante el buen criterio del cirujano; hay que saber dónde está el límite. Para ello, existen prótesis o implantes sólidos, semisólidos o fluidos. Unos labios demasiado gruesos no solo son antiestéticos, sino que adquieren un color muy pálido.

LEER  Combatir el cutis pálido y cansado

En el caso de los labios muy finos y poco delineados, una colocación de implantes flexibles de forma acordonada, permite delinear y dar volumen al mismo tiempo, sin cambiar drásticamente la fisonomía del rostro.

Siguiendo con este ejemplo, muchos son los casos en los que solamente hace falta recurrir a implantes inyectables para dar solamente volumen a los labios y en los casos en que se desea lograr poco volumen, se puede recurrir a implantes inyectables de efecto duradero (ácido hialurónico, metacrilato), o inyectar grasa propia del paciente, obtenida de una lipoaspiración.

En el caso de los materiales inyectables, el procedimiento se puede volver a repetir, de ser necesario.

LEER  Proteger y manos agrietadas y uñas quebradizas

Fecha de publicación 2008-10-10 10:53:00.

Actualizado el 18-10-2017 23:12:14
Por Neipol

Deja un comentario