Inicio

Cirugía vagina


La cirugía estética de los órganos genitales femeninos externos, incluye un número de procedimientos quirúrgicos diseñados para mejorar su aspecto y funcionalidad.

¿Por qué la intervención?
Esta cirugía cuenta día a día con mayor aceptación y difusión por sus excelentes resultados, y un número creciente de mujeres están solicitándola para mejorar su sensación íntima y mejorar el aspecto de sus genitales externos. Muchas mujeres que solicitan esta cirugía consideran que reducir el tamaño o la forma de su vagina u órganos genitales externos permiten que, tanto ellas como sus parejas, alcancen la satisfacción sexual completa.

Técnicas empleadas
Los procedimientos más comúnmente solicitados son reducción de labios (vulvoplastia o labioplastia) y operaciones de reducción del canal vaginal (vaginoplastia). Otros procedimientos incluyen la lipoescultura del Monte de Venus, la reinjección de grasa en los labios mayores para rejuvenecerlos y darles un aspecto más joven a estas áreas, retiro o reducción de la piel alrededor del clítoris para mejorar sensibilidad del clítoris, y la reconstrucción del himen por razones culturales.

La reducción de Labial son técnicas diseñadas para disminuir el tamaño y el grado de protuberancia de los labios menores (internos) de la vagina. La razón más común para que las mujeres soliciten esta operación es porque los labios son demasiado grandes y poco estéticos. Algunas mujeres indican que el tamaño aumentado de sus labios los hace más evidentes con ropas ajustadas o sienten molestias haciendo deportes tales como el ciclismo. Un número considerable también manifiestan dificultad en la penetración.

LEER  Cáncer de mama: Riesgos, detección y tratamientos

El procedimiento es relativamente simple, suprimiendo un área de los labios mediante una variedad de incisiones y puede ser realizado con anestesia local. La ubicación precisa de la cicatriz es muy importante para prevenir la retracción de la cicatriz a lo largo del borde de los labios.
Las operaciones de ajuste vaginales son solicitadas por algunas mujeres que se sienten que su vagina ha quedado demasiado amplia después de parto o con edad, resultando en poca satisfacción en el acto sexual tanto propia como de su pareja. El procedimiento se realiza mediante la colocación de suturas en el introito junto con la resección del exceso de mucosa vaginal y el ajuste de los músculos de la pared vaginal posterior.

Anestesia
El procedimiento es realizado generalmente bajo anestesia peridural o general por ginecólogos especialistas.
La Lipoescultura del Monte de Venus puede ser un procedimiento aislado o a realizarse conjuntamente con la lipoescultura del abdomen o de los muslos. El aspecto del Monte de Venus es realzado mejorando su definición.
En contraste, las inyecciones de grasa del Monte de Venus o los labios mayores rellenan estas estructuras, dándoles un aspecto más joven.

LEER  El papanicolau es muy importante

El retiro del doblez de la piel alrededor del clítoris, se realiza para exponer el clítoris y para hacerlo más sensible. Sin embargo, hay poca información sobre resultado, ya que la percepción de la diferencia es muy variable de paciente a paciente.

Como con muchos aspectos de la anatomía humana, hay una amplia variedad de formas, tamaños y aspectos de los órganos genitales femeninos, que están dentro de los límites de lo normal. Antes de experimentar cualquier cirugía, es importante determinar si realmente hay un problema con los órganos genitales o si otra solución sería más recomendada.

Recuperación
Durante las primeras 5 ó 6 semanas están contraindicadas las relaciones sexuales, y al cabo de 10 días la herida suele estar cicatrizada.

¿Soy buena candidata para un rejuvenecimiento vaginal?
Las mujeres que pueden llegar a desarrollar una pérdida del tono vaginal después de los embarazos o con la edad son aptas para practicarse esta cirugía. El estrechamiento de la vagina o reducción vaginal, puede estar indicado también en mujeres menopáusicas, o que hayan sufrido cáncer de útero. También las pacientes que sufren de pérdida involuntaria de orina al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o al tener relaciones sexuales, son buenas candidatas pudiendo corregir su incontinencia urinaria y al mismo tiempo mejorar y “aumentar la gratificación sexual”.

Fecha de publicación 2008-04-11 10:03:00.

Actualizado el 18-09-2017 00:57:39
Por Neipol

Deja un comentario