Inicio

Mentes perdidas


Se dice que Robert Louis Stevenson escribió “El Doctor Jekylly Mr. Hyde” por un sueño que tuvo en el que veía a un conocido -alguien a quien apreciaba- que se convertía de repente en un ser malvado y monstruoso.

Su novela fue, pues, una forma literaria de recrear un fenómeno frecuente en las consultas: la ilusión de sosias, que hace creer al afectado que alguien cercano ha sido sustituido por un impostor, un doble casi idéntico físicamente pero inquietantemente distinto en el terreno emocional.

Curiosamente, esta ilusión nunca se produce de forma global, sino asociada a una persona en concreto.

LEER  Paciente en estado vegetativo 12 años logra comunicarse con el pensamiento

¿Por qué es tan específica? Si uno se olvida de la alucinación y se centra en la emoción, la respuesta es fácil: el suplantado suele ser un amante, familiar o amigo, alguien querido en todo caso, cuya fidelidad está en duda desde hace un tiempo porque ha habido un enfrentamiento o un desengaño que le ha vuelto emocionalmente ambiguo.

Así, uno se dice: “yo le quiero y creo que me quería, porque era bueno, como Jekyll, pero ya no estoy seguro. Para consolarme el cerebro me hace creer que ese sujeto no me ama porque ha sido sustituido por otro. Ahora es el malo. Ahora es Hyde”.

LEER  Dormir es Bueno para la Memoria

Fecha de publicación 2015-05-06 19:57:50.

Actualizado el 18-10-2017 02:59:44
Por Neipol
Categoría: cerebro
Etiquetas: ,

Deja un comentario