Inicio

Cómo curar la diarrea


Se denomina diarrea a la expulsión de heces de consistencia líquida o pastosa, generalmente asociada a un aumento en el número de las deposiciones a lo largo de 24 horas.En la diarrea eciste siempre una aceleración del tránsito intestinal, asociándose en determinados casos una deficiente absorción intestinal e incluso una hipersecreción exagerada de sus glándulas mucosas. Ahora bien, puede existir una aceleración del tránsito del intestino delgado si diarrea. Ello es debido a una compensación por parte del colon, que puede aumentar el tiempo de permanencia de los materiales fecales, hasta su debida deshidratación en aquél. Desde el punto de vista clínico, podemos clasificar las diarreas en tres grandes grupos: falsas diarreas, diarreas agudas y diarreas crónicas.

En las falsas diarreas, al describir el atascamiento fecal, determinados tipos de estreñimiento pueden provocar una expulsión de heces de consistencia pastosa o líquida, con aumento del número de las deposiciones, lo que podría ser confundido con una diarrea.

Las diarreas agudas, se caracterizan por su presentación brusca en personas completamente sanas. No tienen nada de específico, ya que pueden ser muchas las causas que las provocan. La diarrea aguda se produce generalmente por la ingestión de alimentos en malas condiciones: ya por toxinas bacterianas en los mismos, ya por contaminación bacteriana. En otras ocasiones, es el mismo alimento el que puede ser tóxico, como la ingestión de ciertas especies de setas. Para algunos pacientes, la alergia hacia determinados alimentos puede ser la causa desencadenante d euna diarrea aguda. Finalmente, también debemos recordar que una alimentación excesiva a base de alimentos irritantes o de exceso de bebidas, puede ser la causa de una diarrea aguda.

LEER  Cómo recuperarse de un ataque al hígado?

Cuando la causa de la diarrea ha sido la ingestión de alimentos en mala condiciones, los primeros síntomas aparecen pocas horas de haberlos ingerido, notándose malestar general, con sensación de tirantez dentro del abdomen. Más tarde, aparecen dolores en forma de retorcijo, sensación de empacho, eructación frecuente, con repetición d ela comida causante de la diarrea, acompañada de un estado nauseoso e incluso de vómitos. Poco depsués, el paciente nota ganas imperiosas de evacuar y lo hace expulsando gran cantidad d egases, con heces pastosos al principio y fluidos más tarde, de muy mal olor.

En los casos leves, los vómitos desaparecen rápidamente, pero no así los dolores coliculares y las ganas de evacuar, que persisten durante 24 o 48 horas, llegando a efectuar hasta 10-12 deposiciones al día. El estado general no suele alterarse.

LEER  10 maneras de curar el resfrío

En los casos de mediana gravedad y en los graves, el estado general se altera. Aparece fiebre que puede ir precedida de intensos escalofríos. Los dolores en forma de retorcijón se hacen casi contínuos, y el número de deposiciones, abundantísimo, expulsándose al final unas heces completamente acuosas e inodoras. Esto produce una gran deshidratación, con pérdida de peso que oscila entre los 8 y 12 kilogramos.

En los casos graves, la cara se afila, existe frialdad de las extremidades, el pulso se hace lento y taquicárdico, con gran tendencia al colaspo. Si el cuadro diarreico persiste, pueden aparecer calambres muy molestos en las pantorrillas y el paciente caso deja de orinar. El número de deposiciones puede ser tan considerable que ni el enfermo ni los familiares saben cuántas ha efectuado en las 24 horas; ello produce generalmente una gran irritación del recto y del ano, que determina unas ganas continuas y muy molestas de tener que evacuar contínuamente.

Fecha de publicación 2009-11-02 00:02:00.

Actualizado el 24-09-2017 23:08:06
Por Neipol
Categoría: causas
Etiquetas: ,

Deja un comentario