Inicio

Cómo utilizar la psicología inversa?


Cuándo usar la psicología inversa?
Supongamos que su hijo tiene malas notas, diciéndole algo como “nunca vas a tener calificaciones más altas” podría arruinar su confianza en sí mismo, hacerle creer que es realmente imposible y crear una nueva falsa creencia en su mente que afecta a su personalidad.

sicologia-inversaDespués de todo, si usted guardó decirle a alguien que es malo o deshonesto usted puede programar su mente para creer que estos rasgos son parte de su personalidad y que él no puede hacer nada mejor.

La psicología inversa sólo se debe utilizar cuando la persona conoce las acciones que debe tomar para alcanzar las metas que quiere. En el ejemplo anterior, lo correcto es motivar a su hijo a estudiar en vez de motivar a obtener altas calificaciones, simplemente porque él puede estudiar si quiere, pero tener buenas calificaciones se sujeta a muchos otros factores que no son unicamente estudiar.

LEER  Depresión infantil

Decirle algo así como “Apuesto a que no puedes terminar tu tarea esta noche” es mucho más efectivo y más sano que decirle “nunca tienes buenas calificaciones”.

Cómo utilizar la psicología inversa en las personas.
No todas las personas responderán a la psicología inversa, por ejemplo, los que carecen de confianza en sí mismos en realidad podrían tomar sus declaraciones como derrotistas y hacer de ellos nuevas creencias limitantes que les hace ser aún peores.

La psicología inversa se ​​debe utilizar sobre todo con los narcisistas, gente obstinada, personalidades de tipo A y los que tienen el ego alto.

LEER  Aumentar la confianza y la autoestima

Una vez que se las arregle para desafiar el ego durmiente de alguien sin que la persona note de que lo está haciendo, serás capáz de hacer que esa persona haga lo que quieras.

En este video podemos ver perfectamente de que se trata la psicología inversa.

Fecha de publicación 2013-07-22 22:04:27.

   
Tags: psicologia inversa en persona narcisista
Actualizado el 12-12-2017 14:54:56
Por Neipol
Categoría: autoestima

Deja un comentario