Inicio

Autoestima: 4 pasos para sentirse mejor consigo mismo


Autoestima: 4 Consejos que te ayudarán a sentirte mejor.
Si tienes la autoestima baja, aprovecha el poder de tus propios pensamientos y creencias para cambiar cómo te sientes sobre ti mismo. Comienza con estos 4 consejos para lograr una autoestima saludable.

La baja autoestima puede afectar negativamente en cada faceta de su vida, incluyendo en sus relaciones, su trabajo y su salud. Sin embargo, puedes tomar medidas para aumentar la autoestima, incluso si has estado albergando una mala opinión de tí mismo desde la infancia. Comienza con estos 4 pasos.

Paso 1: Identificar las condiciones o situaciones problemáticas.

pensamientos-positivosPiense en las condiciones o situaciones que parecen bajar su autoestima. Los desencadenantes comunes pueden incluir:

-Una presentación de negocios.
-Una crisis en el trabajo o en el hogar.
-Un reto con un cónyuge, un ser querido, un compañero de trabajo o de otro contacto.
-A cambio de circunstancias de la vida, como la pérdida de un empleo.

Paso 2: Tomar conciencia de los pensamientos y creencias.

Una vez que haya identificado las condiciones o situaciones preocupantes, presta atención a tus pensamientos acerca de ellos. Esto incluye su diálogo interno (lo que se dice a sí mismo) y su interpretación de lo que significa la situación. Sus pensamientos y creencias podrían ser positivas, negativas o neutrales. Pueden ser racionales, basadas en la razón o en los hechos, o irracionales, basadas en ideas falsas.

Paso 3: Desafío: Pensamientos negativos o inexactos.

Sus ideas iniciales pueden no ser la única forma posible de ver una situación para probar la exactitud de sus pensamientos. Pregúntese si su visión es consistente con los hechos y la lógica o si otras explicaciones para la situación podrían ser plausibles.

Tenga en cuenta que a veces es difícil de reconocer errores en el pensamiento, sin embargo, la mayoría de la gente tiene formas automáticas, desde hace mucho tiempo de pensar acerca de sus vidas y ellos mismos. Estos pensamientos y creencias arraigadas pueden sentirse normales y de hecho, muchos son en realidad opiniones o percepciones.

LEER  La Timidéz

También presta atención a los patrones de pensamiento que tienden a erosionar la autoestima:

-Pensamiento de todo o nada. Ves las cosas bien como todo bueno o todo malo. Por ejemplo, “Si no tengo éxito en esta tarea, que soy un fracaso total.”
-Filtrado Mental. Ves unicamente lo negativo, lo que distorsiona tu visión de una persona o situación. Por ejemplo, “cometí un error en el informe y ahora todo el mundo va a darse cuenta de que no soy bueno para este trabajo.”
-Conversión de cosas positivas en negativas. Rechaza tus logros y otras experiencias positivas insistiendo en que ellos no cuentan. Por ejemplo, “Yo sólo lo hice bien en esa prueba porque era fácil.”
-Saltar a conclusiones negativas. Se llega a una conclusión negativa, cuando poca o ninguna evidencia apoya. Por ejemplo, “Mi amigo no ha dado respuesta a mi correo electrónico, por lo que debo haber hecho algo para hacerla enojar.”
-Sentimientos confundiendo hechos. Confundir sentimientos o creencias con hechos. Por ejemplo, “Siento que es un fracaso, por lo que debe ser un fracaso.”
-Auto humillaciones. Infravalorarse a si mismo, se pone abajo o usa el humor autocrítico. Esto puede deberse a reaccionar exageradamente ante una situación, como por ejemplo cometer un error. Por ejemplo: “Yo no merezco nada mejor.”

Paso 4: Ajuste sus pensamientos y creencias

Ahora reemplazar los pensamientos negativos o inexactos con pensamientos constructivos precisos. Pruebe las siguientes estrategias:

-Use declaraciones esperanzadoras. Disfrute con amabilidad y ánimo. El pesimismo puede ser una profecía autocumplida. Por ejemplo, si usted piensa que su presentación no va a ir bien, es posible de hecho tropezar a través de él. Intenta decirte a ti mismo cosas como: “A pesar de que es difícil, puedo manejar esta situación.”
-Perdónese. Todo el mundo comete errores, y los errores no son reflexiones permanentes sobre usted como persona. Están aislados por momentos en el tiempo. Dígase a sí mismo: “Yo cometí un error, pero eso no me hace una mala persona.”
-Evite el “debería”. Si encuentras que tus pensamientos están llenos de estas palabras, es posible que pongas demandas excesivas a sí mismo o en otros. La eliminación de estas palabras de sus pensamientos puede conducir a expectativas más realistas.
-Concéntrese en lo positivo. Piense en las buenas partes de su vida. Recuérdese a sí mismo las cosas que han ido bien últimamente. Tenga en cuent habilidades que ha utilizado para hacer frente a situaciones difíciles en el pasado.
-Elimine los pensamientos perturbadores. No tienes que reaccionar de manera negativa a los pensamientos negativos. En su lugar, pensar en pensamientos negativos como señales para probar patrones nuevos y saludables. Pregúntese: “¿Qué puedo pensar y hacer para que esto sea menos estresante?”
-Anímese. Dése crédito por hacer cambios positivos. Por ejemplo, “Mi presentación no podría haber sido perfecta, pero mis colegas hicieron preguntas y se mantuvieron comprometidos, lo que significa que he logrado mi objetivo.”

LEER  El bienestar que produce el ejercicio

Estos pasos pueden parecer difíciles al principio, pero va a ser más fácil con la práctica. Al empezar a reconocer los pensamientos y creencias que contribuyen a su baja autoestima, puede contrarrestar activamente este mal, lo que le ayudará a aceptar su valor como persona. A medida que aumenta la autoestima, es probable que se eleve su confianza y sentido de bienestar.

Actualizado el 24-10-2015 02:03:31
Por Francesca Neipol
Categoría: autoestima

1 Comentario

Deja un comentario