Inicio

El amor después de una separación


Si el matrimonio se ha ido desgastando sin conflictos o grandes discusiones violentas, es posible que siga existiendo afecto entre ambos cuando se produce la ruptura.

Una mujer puede confesar a su marido por ejemplo, que aunque sigue queriéndole se siente enamorada de otro. Los que no están locamente enamorados, pueden analizarlo de manera mucho más equilibrada y con mayor distancia.

Tales sentimientos no suelen durar y son una base frágil sobre la que tomar decisiones serias y potencialmente costosas. Los abogados tienden a ser particularmente cautos en estos casos, y a veces, intentan disuadir a sus clientes diciéndoles claramente que no se pueden permitir costear un divorcio. Tal consejo es ignorado generalmente, por aquellos que están atrapados en una red de fuerte emociones contrastadas: el sentido del bienestar, que se asocia al hecho de enamorarse, y la sensación de pánico e indecisión que la nueva relación ha traído consigo.

LEER  Qué provoca enamorarnos?

El hecho de enamorarse tiende a intensificar el sentido de la propia individualidad. Afirmamos que nuestros sentimientos son diferentes y únicos, y que debemos elegir las consecuencias por nosotros mismos.

El hecho de estar enamorado tiene distinto significado para cada persona. Algunos se enamoran con regularidad, observando su propensión con una cierta distancia y con humor; da color a la vida y es una fuente potencial de sufrimiento a perturbaciones, pero no debe tomarse demasiado en serio. Reparemos, por el contrario, en un hombre o en una mujer que se casaron con la persona de la que se habían enamorado. Cuando miran hacia el pasado, buscando un sentido a sus vidas, se dan cuenta de que enamorarse fue un acontecimiento crítico que desde entonces, ha moldeado casi toda su personalidad, ha sido la base de su unión, el primer paso hacia la paternidad y el origen de sus recuerdos más queridos.

LEER  Matrimonio Precoz

Aunque las circunstancias de su unión hayan cambiado considerablemente, pueden seguir diciendo que están enamorados de su pareja, incluso si les resulta difícil decir qué significa cómo se demuestra. Si vuelven a enamorarse les será mucho más difícil sopesar lo que ello significa y la respuesta que deben dar.

Esta sensación de impotencia, de sentirse incapaz de hacer otra cosa que no responder a tales sentimientos, fuertes y raramente vividos, se acentúa si las decisiones se toman precipitadamente.

Las historias de enamoramiento que salen en las revistas o en los programas de televisión, se asocian siempre con el matrimonio, con empezar de nuevo, siendo el día de la boda el primer día del resto de sus vidas. Quienes se casan por segunda vez, raramente marcan el principio de su nueva vida en pareja de esta forma.

Fecha de publicación 2008-06-04 15:23:00.

Actualizado el 25-10-2017 15:00:42
Por Neipol
Categoría: amor

Deja un comentario