Inicio

Vencer la neofobia fue un paso vital en la evolución


Todas las comentes antropológicas dan por seguro que la humanidad nació en algún punto del continente africano, y desde allí, a lo largo de cientos de miles de años, se fue extendiendo por el planeta. Este fenómeno migratorio no hubiera podido darse en una especie dominada por la neofobia, y es el espíritu exploratorio del ser humano una de las características que más ha contribuido a su éxito como especie.

Queda todavía por resolver la duda de si este espíritu nació en nuestro código genético o vino impulsado por factores externos. Pero, tanto si bajamos de los árboles motu propio, o fuimos obligados a ello por la competencia que había en las ramas por el alimento, para extenderse y sobrevivir como especie se hizo necesario vencer el temor a lo desconocido.

LEER  Por qué los análisis se hacen en ayunas?

Un breve repaso a la historia nos permite ver que la humanidad, bien como individuos, colectivos u organizaciones, siempre ha tenido cierta tendencia a la neofobia. En su libro Sed subios, convenios en profetas, el premio Nobel Georges Charpak y el físico Roland Omnés ofrecen un interesante estudio histórico sobre las dificultades que tuvo la ciencia moderna para hacerse oír en una época definitivamente poco amiga de novedades, con los juicios de Giordano Bruno y Galileo por parle de la Inquisición.

Fecha de publicación 2008-10-08 13:18:00.

Actualizado el 27-08-2017 14:48:26
Por Neipol
Categoría: alimentos

Deja un comentario