Inicio

La carne: alimento básico



La carne: alimento básico
En cualquiera de sus múltiples formas de consumo, la carne sigue siendo uno de los principales componentes de nuestra alimentación. A continuación le indicamos sus ventajas e inconvenientes.

La carne cruda tiene más valor nutritivo que la cocida.
Falso. La cocción modifica un poco el valor nutritivo de la carne, ya que el contenido en proteínas disminuye. Pero al cocinarla se destruyen los microbios y los parásitos que pueda contener en estado crudo.

Más vale comerla asada que hervida.
Falso. La carne de primera calidad, cocinada en forma rápida, no es mejor en cuanto al valor nutritivo que la guisada o hervida durante largo tiempo. En cambio, los cortes de primera calidad (asados a la parrilla o al horno) resultan más digestivos que los otros, que son ricos en tejidos conjuntivos (la cocción prolongada tiende a ablandarlos). Tiene un alto contenido en grasas.

Verdadero. El contenido en materias grasas varia según la especie y la calidad de los cortes. La carne de ternera contiene por término medio un 10% de grasas, la carne de cerdo y de cordero más de un 20%. En el caso de la carne de vaca (un 15% de grasa aproximadamente). Un trozo de la llamada entraña puede ser dos veces más rica en grasas que una porción de lomo.

LEER  Beneficios para la salud de la dieta libre de gluten

Comer mucha carne supone también comer muchas grasas saturadas, desaconsejadas par arterias. Los hipertensos, los cardíacos y los que padecen de artritis deberán vigilar las cantidades que consumen y pedirle consejo a su médico. La leche puede reemplazar a la carne. Falso. Medio litro de leche contiene la misma cantidad de proteínas que 100 g de carne, pero, por el contrario, la leche es más pobre en hierro (0.042 mg/100 ml) La carne ayuda a adelgazar.

Falso. La carne no hace adelgazar puesto que contiene gran cantidad de calorías. Pero lo que sí es cierto es que permite perder peso sin perder músculos, es decir, sin quedarse flaccida, gracias a su alto contenido en proteínas. En estos casos, se debe optar por las carnes magras. Debe saber que las calorías contenidas en 100 g de pollo o conejo suponen 150 calorías; 100 g de ternera entre 150 y 200 calorías, 100 g de vaca o cordero entre 200 y 300 calorías y 100 g de cerdo. 300 calorías aproximadamente. La carne es rica en colesterol.

LEER  Para qué sirven las vitaminas?

Falso. Contiene solamente 0,070 g por 100 g. En cambio, los menudos de pollo son ricos en colesterol, con un contenido medio de 0.25 por 0,30 g. Y, por supuesto, los sesos, que contienen 1,8 g. La carne es más nutritiva que el pescado. Falso. El pescado, al igual que la carne, es una buena fuente de proteínas de origen animal.

En cuanto a la equivalencia, podemos decir que 100 g de carne o de pescado contienen 18 g de proteínas. En cuanto grasas, el pescado es más pobre (de 2 a 12 %). por lo que se digiere mejor. Dos huevos equivalen a 100 g de carne. Verdadero. Las proteínas del huevo son de excelente calidad y la yema es rica en hierro. Además. 2 huevos aportan 18 g de proteínas. Esta es la razón por la cual se pueden reemplazar perfectamente por 100 g de cualquier carne.

Fecha de publicación 2010-02-18 17:42:00.

   
Tags: entraña de ternera propiedades entraña cuanta grasa tiene calorias de la entraña a la parrilla propiedades de la entranña de ternera la entraña de ternera engorda informacion nutricional cortes de carne entraña grasa entraña entraña tiene proteinas? entraña ternera nutrionalales entraña ternera calorias
Actualizado el 18-09-2017 10:17:05
Por Neipol
Categoría: Alimentación

Deja un comentario